January 1, 2023 | Español

Obispo William F. Medley. FILE DE ARCHIVO

Un secreto bien guardado para la unidad de los cristianos

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo,

A veces llamamos “secretos bien guardados” a algunas cosas muy buenas. Queremos decir que son cosas muy importantes pero que no se conocen ni se observan para nada. Quizás incluso podríamos decir que el Evangelio de Jesucristo en su plenitud muchas veces también es un secreto bien guardado.

Este mes quiero hablar de una observancia anual de la familia cristiana que califica como un secreto bien guardado. Durante más de 100 años, la Iglesia católica ha colaborado con muchas otras denominaciones cristianas para orar, de una manera más intencional, por la unidad de los seguidores de Cristo. Esto se observa todos los años del 18 al 25 de enero como la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

La raíz de esta observancia y anhelo se encuentra en el discurso final de Jesús a sus apóstoles la noche antes de morir. Él oró: “Que todos sean uno: como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17, 21).

Claramente, Jesús estaba orando por sus apóstoles que él había escogido, reconociendo la escandalosa desunión que incluso estos 12 habían mostrado en ocasiones cuando discutían sobre quién sería el primero en el Reino de Dios, y sobre quién se sentaría al lado de Jesús cuando llegara a su trono. El evangelista San Juan coloca esta oración justo antes del arresto de Jesús cuando se completó la traición de Judas y luego los apóstoles restantes se dispersaron. Esta oración prefiguró el escándalo que los seguidores de Jesús continuarían con sus argumentos y fragmentándose incluso hasta nuestros días.

Hay maravillosos ejemplos de cristianos que oran juntos y trabajan juntos, especialmente cuando unimos recursos para servir a los pobres. Pero podemos a veces, persistir en la mezquindad e incluso en la intolerancia. Aunque lo que los seguidores de Jesús tienen en común es mucho más que nuestras diferencias, los seres humanos a menudo nos enfocamos en lo que nos divide en lugar de fijarnos más en lo que nos une.

Entonces, la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos es un secreto bien guardado. En muchas comunidades, las iglesias hermanas se toman este tiempo para unirse en oración y, a veces, en proyectos especiales.

El mes pasado observamos el primer aniversario de la tormenta que asoló el oeste de Kentucky dejando 81 personas muertas y cientos de personas sin hogar. Al responder a la crisis, nuestras diferencias como cristianos parecieron evaporarse.  Como representantes de muchas iglesias y organizaciones de muchos lugares enviaron personas y recursos para ayudar, nadie preguntó: “¿Eres católico, bautista o metodista?” Nadie preguntó: “¿Eres republicano o demócrata?” Nadie preguntó “¿Por quién votaste en las últimas elecciones?” Lo que se preguntaba era: “¿Cómo podemos ayudar?”

Durante al menos un tiempo, en un momento de tragedia y desastre, los seguidores de Jesús entendieron la oración de Nuestro Señor “que todos sean uno”.

Oremos para que esta lección aprendida en la prueba nos enseñe a ser uno.

Sinceramente en Cristo,

Obispo William F. Medley
Diócesis de Owensboro


Originalmente publicado en la edición de enero de 2023 del Católico de Kentucky Occidental. 

Current Issue

Publisher |  Bishop William F. Medley
Editor |  Elizabeth Wong Barnstead
Contributors |  Riley Greif, Rachel Hall
Layout |  Rachel Hall
Send change of address requests to janet.clancy@pastoral.org