April 1, 2022 | Español

Los voluntarios clasifican los artículos donados fuera del salón parroquial de la Parroquia San José en Mayfield, Ky., 1 de marzo de 2022, semanas después de que un tornado azotara la ciudad. Se informaron más de 30 tornados en seis estados a fines del 10 de diciembre de 2021 y principios del 11 de diciembre, que mataron a decenas de personas y dejaron un rastro de devastación. (Foto del CNS/Bob Roller)

La parroquia de Mayfield ayuda a las personas que aún lo necesitan meses después de los tornados

POR ELIZABETH WONG BARNSTEAD, EL CATÓLICO DE KENTUCKY OCCIDENTAL

Ni una sola vez ha escuchado Christie Scarbrough, gerente administrativa de la Parroquia San José en Mayfield, las palabras “¿Cuándo va a acabar esto?” de parte de los voluntarios de la parroquia que ayudan con los esfuerzos de socorro del tornado.

“Estamos cansados”, le dijo al Católico de Kentucky Occidental. Y, sin embargo, “siempre se juntan todos”.

Ahora es el tercer mes desde que tornados históricos azotaron Kentucky y las regiones circundantes durante la noche del 10 de diciembre de 2021. De las diócesis católicas de la región, las comunidades dentro de la Diócesis de Owensboro en Kentucky occidental sufrieron el mayor daño.

Desde la propiedad de San José cuyo campanario fue arrancado, el rastro del tornado es claramente visible y continúa por la calle hasta el centro de Mayfield.

Pero la actividad es vibrante y acogedora en el campus de San José, donde a pesar de la desolación que los rodea, la parroquia continúa ofreciendo un centro de distribución bien abastecido para sus vecinos necesitados.

Mucha gente en Mayfield y las áreas circundantes ya tenían problemas económicos incluso antes de que llegaran los tornados. Cuando las tormentas dañaron o destruyeron sus hogares, los residentes recurrieron a la iglesia.

“Simplemente no rechazamos a nadie”, dijo Scarbrough.

Ella admitió que las primeras dos o tres semanas después del tornado fueron difíciles. Mientras San José esperaba saber de la compañía de seguro si su iglesia dañada sería lo suficientemente estable como para permitir el culto en el interior, el centro parroquial se convirtió en un centro para ayudar a las personas que lo habían perdido todo en las tormentas.

El Párroco P. Eric Riley y el feligrés Alfredo “Freddy” González se coordinaron con Caridades Católicas de la Diócesis de Owensboro para operar un sistema de distribución de agua, ropa, cobijas, comida enlatada y otras necesidades fuera del centro parroquial.

La Parroquia San José celebró su primera Misa dentro de su iglesia el 24 de diciembre de 2021.

Hoy, Scarbrough dijo que la aparición inicial de visitantes con necesidades críticas se ha ralentizado, pero el centro de distribución continúa proporcionando alimentos y ropa a unas 300-400 personas por semana. A través de los fondos de Caridades Católicas, la parroquia también proporciona tarjetas de regalo para que las personas puedan comprar otros artículos.

“Las donaciones a la iglesia se han ralentizado considerablemente”, agregó, y dijo que se sienten bendecidos cuando otros fuera de la comunidad los recuerdan.

“Dios provee cada vez y obtenemos exactamente lo que necesitamos”, dijo. “Así es cada vez. Justamente pequeños milagros”.

Scarbrough no puede decir lo suficiente sobre el compromiso de su parroquia. Muchos feligreses jubilados han estado ayudando regularmente, y el trabajo en equipo de la comunidad bilingüe latina/anglo de San José asegura que cualquier persona que visite pueda recibir la asistencia adecuada.

“La gente aquí como voluntaria da su tiempo y quiere ayudar”, dijo.

Mirando hacia tiempos mejores, la parroquia planea organizar una peregrinación diocesana de Corpus Christi con el Obispo William F. Medley por las calles de Mayfield en junio.

“Es Dios obrando a través de todas estas personas aquí”, dijo Scarbrough. “Cada día se pone mejor”.

Current Issue

Publisher |  Bishop William F. Medley
Editor |  Elizabeth Wong Barnstead
Contributors |  Riley Greif, Tina Kasey
Send change of address requests to molly.thompson@pastoral.org