December 1, 2021 | Español

 FOTO POR CORTESÍA DE JENNY GLENN

Una Madre que consuela en la adversidad

Diácono Cristóbal Gutiérrez. FOTO DE ARCHIVO

POR EL DIÁCONO CRISTÓBAL GUTIÉRREZ, ESPECIAL PARA EL CATÓLICO DE KENTUCKY OCCIDENTAL

Todos, de una forma u otra, nos encontramos todavía recuperándonos de diferentes maneras de una larga pandemia y de toda la ansiedad, el sufrimiento, el dolor y la pérdida que ha traído consigo. Además, a medida que llegamos al final de este año 2021, nos damos cuenta de las enormes divisiones, sospechas, luchas y desafíos que seguimos enfrentando como personas en esta gran nación. Muchos hermanos y hermanas de todas las edades también luchan con diferentes niveles de depresión o aislamiento; muchos recurren a sus teléfonos inteligentes en busca de la comodidad ilusoria y para escapar a los mundos de fantasía con los que el Internet seduce.

Entonces, las realidades actuales como se describen plantean la pregunta. ¿Hay algo o alguien que pueda darnos esperanza y consolarnos durante estos tiempos difíciles? Y la respuesta debería ser ¡sí! ¡Absolutamente! Como católicos, especialmente durante el mes de diciembre de cada año, recordamos a una Madre que todos compartimos; una Madre que se preocupa por nosotros, conoce nuestros dolores y caminos difíciles. María es nuestra Madre Celestial, que en el caso de Nuestra Señora de Guadalupe decidió quedarse entre nosotros (a través de la imagen milagrosa de ella en la tilma de San Juan Diego) y permanece presente en las Américas hasta el día de hoy.

Esta estatua de Nuestra Señora de Guadalupe fue colocada junto a varias otras imágenes en el área del santuario de la Parroquia Santos José y Pablo en Owensboro, en la noche del 12 de diciembre de 2019. POR CORTESÍA DE ASHLEY WILKERSON

Las palabras que dijo Nuestra Señora de Guadalupe, hace casi 500 años, a San Juan Diego en respuesta a su preocupación por su tío Juan Bernardino, quien estaba gravemente enfermo, todavía resuenan y pueden ser significativas para muchos de nosotros en nuestro tiempo:

Escucha, ponlo en tu corazón, Hijo mío el menor, que no es nada lo que te espantó, lo que te afligió; que no se perturbe tu rostro, tu corazón; no temas esta enfermedad ni ninguna otra enfermedad, ni cosa punzante y aflictiva. ¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra y resguardo?  ¿No soy yo la fuente de tu alegría? ¿No estás en el hueco de mi manto, en el cruce de mis brazos? ¿Acaso tienes necesidad de alguna otra cosa?

Al conmemorar la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe el 12 de diciembre, que estas palabras resuenen en nuestros corazones. Que encontremos esperanza y consuelo sabiendo que nuestra Madre María nunca se aparta de nuestro lado. Nos cubre con su manto y nos envuelve en sus brazos en un abrazo maternal. ¿Acaso tenemos necesidad de alguna otra cosa?    

El Diácono Cristóbal Gutiérrez es el Director del Ministerio Hispano/Latino de la Diócesis de Owensboro. Obtenga más información en owensborodiocese.org/ministerio-hispano.


Originalmente publicado en la edición de diciembre de 2021 del Católico de Kentucky Occidental. 

 

Current Issue

Publisher |  Bishop William F. Medley
Editor |  Elizabeth Wong Barnstead
Contributors |  Riley Greif, Tina Kasey
Send change of address requests to molly.thompson@pastoral.org